SIDEBAR
»
S
I
D
E
B
A
R
«
Para carreras y calle
September 1st, 2009 by amatas

Lotus_Exige_Cup_260_09_01

 

 

El Lotus Exige Cup 260 es un coche para pilotar en circuito, que también se puede disfrutar a diario.

 

Muchos coches han buscado la dualidad deportiva y práctica, pero muy pocos lo han conseguido realmente; y, entre ellos el Lotus Exige es una auténtica referencia. No necesita una gran potencia, ni mucho menos una mecánica complicada, sino al contrario. Su principal argumento es un excelente diseño, enfocado hacia la máxima ligereza y eficacia sobre el asfalto.

Lotus_Exige_Cup_260_09_02 Lotus_Exige_Cup_260_09_03El Lotus Exige Cup 260 es la última evolución desarrollada para las carreras de la “Exige Cup” de la próxima temporada, pero también está homologado para circular legalmente por la calle. Su sencillo motor de 4 en línea, situado en posición central trasera, transversal, aumenta de potencia hasta los 260 CV, mientras que el peso total del coche ha bajado hasta los 890 Kg, 38 menos que el modelo anterior. Con lo que la relación peso/potencia se sitúa en unos interesantísimos 3,44 Kg/CV.

Lotus_Exige_Cup_260_09_06 Lotus_Exige_Cup_260_09_07El famoso chasis Lotus, realizado con paneles de chapa de aluminio doblada, pegados mediante adhesivos de uso aeronáutico, aumenta su rigidez en la parte trasera gracias a una nueva estructura, lo que mejora considerablemente el comportamiento de la suspensión trasera. Como complemento se han revisado los frenos, se montan unos nuevos amortiguadores Ohlins y unas llantas más ligeras. Asimismo, se han realizado diversos retoques aerodinámicos y se incorpora un alerón trasero más grande, que  aumentan la fuerza de sustentación al suelo. Más eficaz y divertido, es decir más Lotus

Fotos: LotusLotus_Exige_Cup_260_09_04


Escribir comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

»  Substance:WordPress   »  Style:Ahren Ahimsa